Los lunes en el Ritz

 

 Lee el primer capítulo  Booktrailer  Dossier de prensa  Playlist Spotify Comprar

Los lunes en el Ritz
  “Los lunes en el Ritz”

 

Sinopsis

Una historia apasionante, en la que las conspiraciones, el amor y la venganza tienen como telón de fondo uno de los grandes hoteles del mundo. 

Hotel Ritz de Madrid. Año 1929. Martina, una joven pintora, lleva tiempo anhelando asistir a la rutilante fiesta que será su presentación en sociedad. Allí tropieza con Bosco, aspirante a actor, con el que tiene un vergonzoso desencuentro que determinará su vida.

Martina es integrante de las Damas de la Caridad de San Vicente de Paul, un grupo de mujeres conscientes de que la giratoria puerta del hotel divide el mundo en el que viven entre ricos y pobres. Con el padre Eugenio a la cabeza, han convertido el jardín de invierno del Ritz en su centro de operaciones. Organizan actos benéficos con los que recaudar fondos para los necesitados.

Mientras tanto el país bulle. Se proclama la República. Una ola de violencia provoca la quema de edificios de la iglesia. El padre Eugenio rescata de un convento tres cuadros que serán el motivo por el que las damas y el sacerdote decidan saltarse la ley, poniéndoles en serio peligro. Pero ese no es el único secreto que se esconde tras las paredes Ritz. Cuando Bosco reaparece en la vida de Martina, convertido en una deslumbrante estrella de Hollywood, todo se desestabiliza para ella, empujándola a vivir un amor prohibido.

Un magnífico retrato de una sociedad espoleada por vehementes pasiones, en la que las mujeres votaban, pilotaban aviones, conducían taxis, toreaban, ocupaban escaños en el congreso y existía la ley del divorcio.

Con un estilo narrativo elegante y sugerente, Nerea Riesco nos sumerge en un laberinto de tramas entretejidas con maestría en el que personajes palpitantes dan vida a una historia difícil de olvidar, cuajada de misterio y romance.

 

El escenario

Hotel Ritz

Hotel Ritz. La historia de este hotel está ligada al desarrollo de Madrid. Fue ordenado construir por el Rey Alfonso XIII, que regresó de sus viajes por Europa con la mente llena de nuevas ideas y planes para su capital. Se dio cuenta de que Madrid era una ciudad de intensa vitalidad, con edificios soberbios, amplias plazas y deliciosos jardines, que sin embargo carecía de un hotel con la dignidad suficiente para recibir a la realeza europea y demás visitantes ilustres. Así comenzó a madurar la idea de que Madrid contase con un hotel a la altura de los hoteles Ritz de Londres y París. Desde un principio el edificio contó con lo último en comodidad: Cinco cuartos de baño por planta, un teléfono por piso junto al ascensor… Las empresas españolas y extranjeras más afamadas de la época contribuyeron en la decoración de sus salas. Las alfombras se tejieron en la Real Fábrica de Tapices, la mantelería fue encargada a firmas irlandesas, el mobiliario a Lissarraga y Sobrinos, los espejos a Pereantón, la vajilla era de Limoges y la cubertería de plata inglesa de la casa The Goldsmiths. Rápidamente se convirtió en uno de los referentes de la vida social y cultural de la capital.

El Ritz ha sido testigo de la evolución histórica de España, transformando algunas de las costumbres populares que eran uso habitual en la sociedad madrileña (cambió el chocolate con picatostes por el té con pastas, por ejemplo). Eran célebres las comidas de los lunes en el Ritz, publicadas en las “notas de prensa” de los periódicos madrileños de la época. Se hicieron famosas igualmente las tardes del Ritz, en las que se bailaba: el fox-trot. La Primera Guerra Mundial y el papel neutral de España atrajeron a numerosos personajes de la aristocracia que solicitaban los servicios de un hotel como el Ritz. Muchos de ellos emplearon sus salas como base de operaciones, como Mata Hari.

Pisaron sus salones personajes “típicos-tópicos” de la España de esos años: anarquistas, republicanos, artistas, literatos, curas sociales, militares, mujeres sufragistas, políticos…

Algunos de los principales hechos, lugares y personajes históricos que se aprovechan en la novela son los siguientes: La caída de Primo de Rivera y Alfonso XIII, la proclamación de la II República, la transformación del hotel en Hospital de Sangre en los inicios de la Guerra Civil… Y en el prólogo se habla de la muerte de Franco, ya que el Hotel Ritz fue acomodo de los visitantes al sepelio.

Los lunes en el Ritz es una aventura apasionante en la que los personajes reales, las conspiraciones, la desaparición de patrimonio histórico, los celos, el amor y la venganza se mezclan con el glamour de uno de los grandes hoteles del mundo, dejando en las páginas de la novela la impronta de su protagonismo en la historia de España.