“La verdad sobre el caso Harry Quebert”, de Joël Dicker.

Hace mucho, mucho, quizás demasiado que quería acercarme a esta novela. Sin embargo han tenido que pasar casi siete años desde su lanzamiento para que, al fin, fuese elegida a ser una de las #nereariescomienda del mes de febrero.
En La verdad sobre el caso Harry Quebert, el suizo Joël Dicker nos acerca a los entresijos que se esconden tras el asesinato de una joven adolescente. Reminiscencias de Lolita, la saga Milleniun, El guardián entre el centeno o la novela de «maestro guiando al joven aprendiz», tejen esta obra de suspense que, pese a estar bien tramada, se me ha hecho levemente cuesta arriba. A eso de la mitad la acción parecía no avanzar y daba la sensación de caminar en círculos. Por otra parte, me resultaba complicado empatizar con la historia de amor entre el maduro escritor y la muchacha de quince años que, por otra parte, se nos muestra con una mentalidad y unas actitudes de niña de siete. Pese a todo, superado ese bache, el final nos reserva sorpresas y, como deben conseguir los buenos libros de misterio, el asesino desvelado es el que menos recelos despertaba.

Pero lo que más me ha gustado es el guiño al proceso de creación de la novela, al bloqueo del escritor, al miedo a la página en blanco o al fracaso, así como un interesante análisis de los entresijos promocionales de las novelas de éxito. Precisamente en un momento en el que acaba de salir al mercado mi manual de escritura Coaching para escribir un bestseller, he encontrado inmesamente interesantes los 31 consejos de escritura que Harry Quebert le dedica a su pupilo y que paso a detallar.

1.- El primer capítulo es esencial. Si a los lectores no les gusta, no leerán el resto del libro.
2.- El capitulo dos es muy importante. Debe ser incisivo, contundente, un derechazo en la mandíbula de los lectores.
3.- Todo el mundo sabe escribir, pero no todo el mundo es escritor. Nadie lo sabe, son los demás los que le dicen a uno que es escritor. Aprende a escribir para convertirte en escritor.
4.- La vida es una larga caída. Para un escritor lo más importante es saber caer.
5.- Si un día tienes dudas sobre lo que estas escribiendo, ve y corre, sentirás nacer dentro de ti la rabia de vencer.
6.- Escribir un libro es como amar a alguien: puede ser muy doloroso, utiliza ese dolor, en tu beneficio.
7.- No renuncies nunca, sigue escribiendo.
8.- Ponte en guardia. Un libro es una batalla.
9.- Escribe solo ficción, el resto te traerá problemas.
10.- La enfermedad del escritor no es la de no poder escribir más: es la de no querer escribir mas y ser incapaz de dejarlo.
11.- Tu editor es a la vez tu jefe y tu compañero sentimental: sin él no eres nada, pero no podrás evitar odiarlo.
12.- La victoria está en ti. Basta con querer dejarla salir.
13.- Respeta los plazos. Conserva el ritmo, se tenaz y sigue un orden, eso te protegerá de tu peor enemigo: el plazo.
14.- La mayor y más difíciles de las empresas es el amor, escribe sobre ello.
15.- Convierta las ideas en iluminaciones.
16.- ¿Qué cuanto tiempo se necesita para escribir un libro? Eso depende… de todo.
17.- El sentido de la palabra es más importante que la palabra en sí. Las palabras son de todos, hasta que uno demuestra que es capaz de apropiarse de ellas. Eso es lo que define a un escritor.
18.- El ingenio del escritor radica en hacer diferente algo que todos los demas saben hacer: escribir.
19.-Conserva el control de la situación en todo momento. Perder el control de tu propio libro es catastrófico.
20.- Acepta las críticas. Tus derrotas darán sabor a tus victorias.
21.- Da todo lo que tengas, porque ese libro puede ser el último.
22.- Escribir significa que eres capaz de sentir mejor que los demás y transmitirlo después. 
23.- Escribe para ser escuchado no para ser leído.
24.- Quien arriesga gana.  Piensa en eso siempre que te enfrentes a una elección difícil en tu novela.
25.- Escribir es permitir a los lectores ver lo que a veces no pueden ver.
26.- Cuando las palabras no basten, reparte algún puñetazo… literario.
27.- Algunos escritores quieren cambiar el mundo. No seas uno de ellos.Escribe, para todos aquellos que, en su vida diaria, pasarán un buen rato con tu novela.
28.- Cuando llegues al final del libro, ofrece a tus lectores un giro argumental inesperado. Mantén al lector en vilo hasta el último minuto. 
29.- Menciona en tus libros tus grandes acontecimientos.
30.- A veces te vencerá el desaliento. No dejes nunca que te venza el cansancio o el miedo, utilízalo para avanzar, para seguir escribiendo.
31.- El poder de los escritores está en decidir final del libro, por ello, el último capítulo, siempre debe ser el más hermoso.

Y por último, casi al final de la novela el autor escribe esto:

«Un buen libro, Marcus, no se mide sólo por sus últimas palabras, sino por el efecto colectivo de todas las palabras precedentes. Apenas medio segundo después de haber terminado el libro, tras haber leído la última palabra, el lector debe sentirse invadido por un fuerte sentimiento; durante un instante, sólo debe pensar en todo lo que acaba de leer, mirar la portada y sonreír con un gramo de tristeza, porque va a echar de menos a todos los personajes. Un buen libro, Marcus; es un libro que uno se arrepiente de terminar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.