La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey.

Hoy, en #nereariescomienda, quiero hablaros de una novela que me ha conquistado. Una de esas historias que, nada más comenzar a leer, te atrapan y no te sueltan. Tanto es así que el libro me duró un día y, al darle la vuelta a la última página, me abracé a él en agradecimiento por la deliciosa atmósfera en la que me había sumergido.
La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey te roba el corazón en la misma medida en la que lo hicieron películas como “La vida es bella”. El propósito es el mismo; narrar una historia que podría ser cruelmente dolorosa de manera dulce y divertida. La herramienta es sencilla y se encuentra al alcance de la mano de todos. El otro día hablaba de ello en mis redes sociales: el valor de los libros, de la literatura como terapia, refugio y consuelo.
La personalidad de la protagonista resulta cautivadora. Juliet es divertida, ocurrente, curiosa… pero también lo hizo el género elegido por las autoras. Y es que la novela epistolar siempre me atrapa. Ya me ocurrió con Las amistades peligrosas, una de mis obras preferidas de todos los tiempos. Supongo que las cartas engarzan perfectamente con el cotilla muchos llevamos dentro. Leer las palabras que los protagonitas se entrecruzan nos acerca a sus corazones, pemitiéndonos conocerlos mejor.
El libro está escrito a cuatro manos e incluso la razón por la que esto es así resulta conmovedora.  Mary Ann Shaffer y Annie Barrows son tía y sobrina respectivamente. La primera pasó años construyendo la historia, pero falleció antes de publicarla. La segunda se encargó de terminar de darle fomar y buscar editor.
Traducida a más de veinte idiomas, con más de cinco millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, hace unos años era imposible encontrar un ejemplar porque estaba descatalogada. Afortunadamente, Ediciones Salamandra ha vuelto a traerla a la vida biblográfica.
Llevada al cine por Mike Newell, La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey es una deliciosa y conmovedora novela epistolar que se ha convertido en un clásico indiscutible. Una historia humana y divertida, que transmite una intensa pasión por los libros y reivindica la formidable capacidad de la lectura para unir a personas de distintos gustos, culturas e ideologías.

Sinopsis:

En un Londres devastado por las bombas y que empieza a recuperarse de las terribles heridas de la Segunda Guerra Mundial, Juliet Ashton, una joven escritora en busca de inspiración novelesca, recibe la carta de un desconocido llamado Dawsey Adams. El hombre, que vive en la isla de Guernsey, un pequeño enclave en el canal de la Mancha, está leyendo un libro de Charles Lamb que había pertenecido con anterioridad a Juliet. ¿Cómo ha llegado ese ejemplar hasta Guernsey? ¿Por qué Dawsey decide ponerse en contacto con Juliet? Dawsey es miembro del club de lectura La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, creado en circunstancias difíciles durante la contienda, una rareza en tiempos de la ocupación alemana. Cuando Juliet acepta la invitación de estos excéntricos lectores para visitar Guernsey, entiende que ellos y su increíble sociedad literaria serán los personajes de su nueva novela, y su vida dará un vuelco para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.