Edimburgo IV: El Castillo.

En uno de los extremos de la Royal Mile está el majestuoso Castillo de Edimburgo; una antigua fortaleza que puede verse desde prácticamente cualquier punto de la ciudad, ya que se alza en lo alto de la colina de Castle Hill.

La visita a este emblemático lugar exige varias horas, de modo que no está de más planificarla con antelación.

 

 

Una de las citas ineludibles, que se lleva celebrando desde 1861, es el cañonazo de las 13 h (los domingos no lo hacen). El origen de la tradición nace del interés en indicar, a la gente de la ciudad y a los marineros, la hora exacta (en tiempos en los que pocos tenían relojes).

Es fácil saber cuál es el cañón desde que se dispara, ya que la gente comienza a reunirse en torno a él unos veinte minutos antes; así que hay que estar atentos si se quiere disfrutar del espectáculo en el que, el General de Artillería, realiza el ritual con cierta bambolla.

 

 

Dentro del Castillo podrás visitar, además: La Capilla de Santa Margarita, en edificio que acoge las joyas de la Corona, el Memorial Nacional de la Guerra de Escocia (en su interior no se pueden tomar fotografías) y las prisiones de guerra.

 

 

Otra de las sorpresas que esconde el Castillo tiene mucho que ver con el amor que los escoceses sienten por los animales en general y por los perros en particular. Dentro de las murallas nos encontramos un pequeño y bien cuidado cementerio en el que descansan los cuerpos de los perros que acompañaban a los militares durante los conflictos bélicos.

 

 

 

En definitiva, la visita al Castillo es ineludible si estás en Edimburgo. Las leyendas e historias que acogen sus muros ayudan a entender mejor el talante de la ciudad. Eso sí, os recomiendo que saquéis las entradas de antemano, ya que se forman largas colas. También es interesante sumarse a una de las visitas guiadas, o alquilar las audio guías, si no queréis perderos ni un detalle.

 

Si deseas saber más sobre Edimburgo puedes visitar las otras entradas en este mismo blog:

Edimburgo I: La ruta de Harry Potter.

Edimburgo II: Ciudad de escritores.

Edimburgo III: Palacio de Holyroodhouse.

Edimburgo IV: El Castillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.